El padre de la computación: Alan Turing

Septiembre 1st, 2009

Alan Turing

Alan Turing, es considerado por méritos propios como uno de los padres de la computación moderna, además de haber sido un destacado matemático y científico. Turing nació el 23 de Junio de 1912 en Londres y desde la infancia dió muestras de una inteligencia asombrosa, aprendió a leer en 3 días y a los 16 años fué capaz de entender por su cuenta la Teoría de la Relatividad de Einstein. Aún asi tuvo problemas académicos, pues no mostraba la misma facilidad, ni interés, para las materias clásicas de letras. Ingresó en la Universidad de King’s College donde llevó a cabo un gran trabajo en campos como las matemáticas, la recién creada computación o la biología donde las ecuaciones que creó para comprender la existencia de los números de Fibonacci en las estructuras vegetales se siguen usando actualmente. Desarrolló los principio de la Máquina de Turing, que fueron los primeros fundamentos para construir el primer computador, que fuera capaz de resolver problemas de cálculo y matemáticos a través de algoritmos, aunque finalmente se impuso para el desarrollo de computadores el modelo de Von Newmann, su trabajo fué clave.

Colossus

Colossus

Sin duda su aportación más espectacular fué su trabajo, como criptoanalista, para los aliados en la II Guerra Mundial, donde participó con el equipo de militares, científicos, matemáticose ingenieros, que en Blenchley Park (Inglaterra) desarrollaron el primer computador, el Colossus, para desencriptar las claves de la máquina de comunicaciones Enigma alemana. Durante la Guerra Civil española, los ingleses ya consiguieron descifrar los mensajes de las máquinas Enigma comerciales (con menos seguridad) usadas por los franquistas. Aunque mejoraron el sistema, respecto al usado en la Guerra Civil, casi desde el principio de la guerra los aliados pudieron conocer y descifrar la mayoría de mensajes intercambiados desde todos los frentes al alto mando alemán, siendo especialmente interesantes los transmitidos por los submarinos alemanes que pusieron cerco al Reino Unido y que hundieron cientos de buques aliados. Esto supuso una ventaja táctica de los aliados innegable. El trabajo como criptoanalista de Turing fué crucial para poder romper los códigos de Enigma, diseñó una máquina electromecánica, llamada Bombe, que era capaz de descifrar los mensajes del ejército alemán. La aportación, entre otros, de Turing sirvió para salvar muchas vidas y mercancías. Tode este trabajo que se llevaba a cabo frenéticamente en Blenchley Park, se mantuvo en alto secreto, prácticamente hasta 1970, cuando se empezaron dió a conocer y se permitió su estudio.

Turing también fué pionero en el campo de la inteligencia artificial, incluso llegó a proponer un test, llamado test de Turing. Actualmente ninguna computadora lo ha superado, en esencia consiste en que, un hipotético juez hablando a través de un terminal (más bien proponiendo una serie de cuestiones) con una persona y con una computadora debería de ser incapaz de distinguir quién es el humano y quién la máquina.

Neil Stephenson, tiene una excelente trilogía llamada Criptonomicón, sobre la lucha que se llevó a cabo en Blentchley

Máquina bombe, creada por Turing

Máquina bombe, creada por Turing

Park y en la que aparece Alan Turing y una curiosa anécdota, que parece ser que es cierta. Turing se desplazaba siempre en bicicleta a su lugar de trabajo, sin embargo de vez en cuando, se paraba para colocar la cadena y seguir. La explicación es que había calculado cuándo se salía la cadena de su bicileta, ya que era siempre después de un número determinado de pedaladas, que previamente había calculado, y que siempre iba contando, por lo tanto justo antes de la pedalada fadítica, volvía a colocar la cadena a la posición de origen. De esta manera Turing sabía que nunca le robarían la bicicleta, ya que la distancia que recorrería el hipotético ladrón era unos centenares de metros, transcurridos los cuales tendría que abandonarla, al quedarse sin cadena. Esto dice mucho del caracter de Turing, calculador, ingenioso y hasta cierto punto humorístico.

Los días finales de Turing no hicieron justicia a su trabajo y a su entrega, ya que fué condenado por su homosexualidad en 1954 (entonces era delito en Gran Bretaña) por mantener relaciones con un jóven de 19 años, el nunca pensó que ser homosexual tuviera que ser delito, ni que estuviera mal, así que fué condenado a la cárcel o a tomar hormonas femeninas para suprimir la líbido, cosa que aceptó, antes que verse privado de libertad. Esto le sumió en una grave depresión, aumentó de peso, le salieron pechos y quedó impotente, todo ello le condujo, finalmente,a suicidarse en 1954 tomando una manzana con cianuro. De nada le valieron todos sus méritos durante la guerra ni sus aportaciones al mundo de la ciencia y la tecnología, pudo más la sinrazón y el puritanismo absurdo de la sociedad británica de entonces.

Por todo ello se ha iniciado una campaña (de momento sólo para residentes en UK) para que, oficialmente, se pida perdón por el trato vejatorio al que sometieron a Turing (y yo añadiría a todos los homosexuales de la época que tuvieron que pasar por lo mismo), y aunque no sirva de mucho al menos puede ser una excelente excusa para dar a conocer a un personaje tan olvidado y desconocido para los ciudadanos de la calle y que sentó las bases de la computación actual, lo que nos ha llevado, de alguna forma, a disfrutar de los modernos computadores.

Categorías: historia, tecnologia | Etiquetas: , , , , , , , | 3 comentarios

Los españoles de Stalin

Diciembre 5th, 2008

Los españoles de Stalin, Daniel Arasa

Los españoles de Stalin, Daniel Arasa

Este libro, es un estudio sobre la suerte que corrieron los diferentes españoles, que por unos motivos u otros, al acabar la guerra civil española, terminaron formando parte, de una manera más o menos activa, en la lucha contra la ocupación alemana de la URSS en la II Guerra Mundial.

En total, según este estudio, fueron unos 700, los españoles que lucharon dentro del ejército soviético desde 1942. Es cierto que si tenemos en cuenta las dimensiones de este frente y del de todal la II Guerra Mundial, son una gota de agua en un océano, ya que su participación fué meramente anecdótica. Aún así llegaron a protagonizar historias de cierta relevancia, pero sobre todo es de un interés humano, conocer qué pasó con todos ellos, a miles de kilómetros de España, desquebrajada por el conflicto civil.

Muchos de ellos eran pilotos, que al acabar la guerra civil, les sorprendió cursando el título de piloto militar, como muchos otros pilotos republicanos que durante toda la Guerra Civil se formaron en la URSS, otros eran niños, que en el 39 fueron enviados por la República para ponerlos a salvo de las calamidades de la guerra. Según el autor, estos niños republicanos, tuvieron un trato preferente en la URSS, tanto en los racionamientos como en las evacuaciones y se hizo lo posible para que se encontraran lo mejor posible. Eso no quita que sufrieran lo mismo que los propios soviéticos, algunos de estos niños murieron de hambre en el sitio de Stalingrado o en los bombardeos que tuvieron lugar en toda la URSS.

Desde el primer momento, en el que Hitler desató las hostilidades contra la URSS, todos los españoles que se encontraban en tierras soviéticas quisieron alistarse para combatir a los nazis, contando con la experiencia que tenían de la propia Guerra Civil. Sin embargo, Stalin desde el principio, hizo lo posible para evitar que participaran activamente, ya que tenía la esperanza de que en algún momento, en España, la situación diera un vuelco y prefería tener un cuadro de mandos y de soldados bien preparados y listos para volver a España en condiciones favorables.

El grueso de las acciones militares que llevaron a cabo los españoles, fué en

Españoles en la defensa de Moscú

El soldado que se mira las manos es Justino Frutos. Sentado al centro, el capitán de la unidad, Peregrín Pérez Galarza que moriría más tarde en España como guerrillero antifranquista.

la guerra de guerrilas que la URSS avivó y organizó en los territorios soviéticos ocupados por los nazis, acciones importantísimas, ya que gracias a esta guerra de guerrillas, los soviéticos estuvieron hostigando y desgastando continuamente al ejército invasor. Además por las características de los españoles que estuvieron en la Guerra Civil, este tipo de combate era el más adecuado para ellos. Nos obstante, los más preparados y disciplinados, formaron parte del NKVD, y como tropas de élite que eran, se les asignó la defensa del Kremlim, que aunque no estaban en primera línea de combate, era significativo que Stalin confiara en ellos para defender un lugar tan emblemático.

También hubo numerosos pilotos de caza, que aunque no llegaron a formar una escuadrilla exclusivamente española, actuaron activamente en todos los frentes abiertos en URSS. Se dá la circunstancia, que de forma no intencionada por los mandos soviéticos, hubo enfrentamientos aéreos entre los españoles que luchaban con los soviéticos y los integrantes de la Legión Ázul, formada por españoles a las órdenes de los alemanes. Aún así, Stalin intentó siempre evitar reproducir el escenario de la Guerra Civil entre españoles.

La Pasionaria y su hijo Rubén, el cual recibió la máxima condecoración de la URSS, por su actuación en la batalla de Stalingrado, donde perdió la vida

La Pasionaria y su hijo Rubén, el cual recibió la máxima condecoración de la URSS, por su actuación en la batalla de Stalingrado, donde perdió la vida

Hay innumerables anécdotas de los españoles que estuvieron en las guerrillas de los soviéticos, tras las líneas alemanas, tanto por su valor como por disposición a la lucha. El problema que tenían casi todos los españoles era el idioma, como no hablaban nada bien ruso, al volver a las líneas soviéticas tenían que pasar infinidad de interrogatorios y comprobaciones, más de un vez estuvieron a punto de ser fusilados por esto. Otro de los grandes problemas era el intenso frío, que hacía que los españoles estuvieran continuamente quejándose y poniéndose muchas capas de ropa, para admiración y sorpresa de sus colegas rusos.

Sin duda la anécdota más interesante, es aquella en la que un comando especial de españoles designado por Stalin personalmente, y que se denominó “Guadalajara” (por la única batalla que se ganó en la Guerra Civil), formado por Sebastiá Piera, Rafael Pelayo, Vicente de Blás, José Parra y José García Granda, tuvo como misión infiltrarse en la División Azul, que por entonces se encontraba en Escandinavia, para asesinar a un alto mando alemán, Von Reitel. El caso es que llegaron a infiltrarse en dicha división, usando uniformes e información de prisioneros españoles e incluso promovieron trifulcas entre los auténticos integrantes de la División Azul y los alemanes, ya que estos últimos veían con cierto desdén y superioridad a los españoles del ejército alemán. A pesar de que no consiguieron eliminar al alto mando alemán, aportaron valiosa información a la inteligencia soviética.

Es interesante destacar, que tanto la población soviética bajo ocupación alemana, como los propios españoles que lucharon con los rusos, están de acuerdo en señalar, que el trato que los españoles de la División Azul dieron, tanto a la población soviética conquistada como a los prisioneros, fué bueno y de hecho dejaron una buena imagen, en contraste con las atrocidades cometidas por sus compañeros alemanes.

 Beltran (segundo de pie por la izquierda), Romero Marín (siguiente), Pedro Mateo Merino (siguiente) Lister (siguiente), Artemio Precioso (siguiente), Modesto (siguiente), Tagüeña (detrás).

Beltran (segundo de pie por la izquierda), Romero Marín (siguiente), Pedro Mateo Merino (siguiente) Lister (siguiente), Artemio Precioso (siguiente), Modesto (siguiente), Tagüeña (detrás).

El libro está salpicado por opiniones de altos mandos españoles que lucharon durante la Guerra Civil y que a lo largo de la II Guerra Mundial, obtuvieron el generalato en el ejército soviético, este fué el caso de Tagüeña y Líster, que tenían una visión crítica con el régimen soviético, no se explicaban como en el supuesto paraíso del propletariado existiera la pobreza, el hambre y el desánimo. También participaron muchos oficiales en la Academia Frunze, formando oficiales para la lucha guerrillera y partizana. Además, de los tres españoles que lograron el generalato, los mencionados Líster, Tagüeña hay que mencionar a Cordón, estuvieron al mando del ejército polaco prosoviético, durante el avance de las tropas rusas hacia Berlín. Este ejército tuvo un papel más bien simbólico, ya que no llegaron a entrar en combate.

Otro hecho curioso, fué que la participación española dentro del ejército soviético, llegó hasta las mismas puertas de Berlín y cuando enlazaron las fuerzas americanas con las soviéticas, la comunicación se llevó a cabo entre los oficiales españoles del ejército soviético y un oficial vasco que formaba parte de las tropas estaunidenses, Jose María de Gamboa, cuya entrevista décadas después os recomiendo que os leáis, para que sepáis cómo un vasco pudo terminar formando parte de los paracaidistas americanos.

En el libro se menciona Armando Sandoval Solís, que murió al tratar de infiltrarse en las líneas alemanas, natural de Guadalajara y hermano de José Sandoval (famoso maqui). Es curioso haber encontrado un alcarreño luchando con los soviéticos y también es una pena, porque no he podido encontrar ni una sola referencia suya en ninguna parte.

De los 749 españoles que oficialmente combatieron por el pueblo soviético, perecieron unos 200, muchos murieron por los bombardeos o por fuego enemigo. Se dice que la participación, en número, fué similar de los soviéticos en la Guerra Civil y que el pago de sangre quedó equilibrado con la participación española en la URSS. En definitiva, los españoles también pusieron su granito de arena para acabar con el III Reich.

Nota:Las fotografías utilizadas han sido publicadas del sitio de Sociedad Benéfica de Historiadores Aficionados y Creadores, en concreto de la sección, contra el Imperio nazi. Os recomiendo que visitéis estas páginas son muy interesantes.

Categorías: libros | Etiquetas: , , | Sin Comentarios

Das Boot, una película maravillosamente claustrofóbica

Septiembre 24th, 2006

Como secuela de la lectura del Criptonomicón,que Cartel de Das Bootdespertó un interés histórico por los submarinos alemanes, visioné esta magnífica película alemana del año 81 que cuenta la historia de un submarino alemán que surca las aguas del atlántico intentando hundir convoyes aliados. Más que película casi es un documental de más de tres horas, ya que utilizando como hilo conductor a un periodista alemán que embarca para hacer un reportaje, el director ,Wolfgang Petersen, aprovecha para explicar cómo funcionaban los submarinos, conviviendo con la tripulación y empatizando con un capitán que representa el estereotipo de lider al que seguir con fé ciega. Hay que decir que a pesar de contar la historia de los “malos”, en la marina alemana no había casi nazis y eran sólo soldados o militares que incluso no tenían especial simpatía por Hitler. La película tiene una intesidad espectacular, especialmente si tenemos en cuenta que salen tomas desde dentro del submarino y cuando son atacados no se ve nada fuera del submarino y el único punto de conexión con la superficie es el operador de radio (que por cierto se parece bastante a Jorge Garbajosa) que escucha constantemente las ondas de radio de los destructores, y le da un punto de dramatismo y de tensión espectacular.

Tras ver la película, se queda uno con la impresión de que los submarinos eran unos botes cochambrosos y resistentes dirigidos y habitados por unos mendigos barbudos que comen todo el tiempo limones para evirtar el escorbuto y otras enfermedades y que casi la mayor heroicidad que podían alcanzar era que llegaran enteros a puerto. También hay que decir que la película se desarrolla hacia el final de la guerra, cuando los aliados ya contaban con radares y sistemas de detección que hacían casi inútiles a los submarinos En cualquier caso la implicación del espectador con la tripulación es estrechísima y a mi me pareció emocionante y espectacular mostrando el lado humano del otro bando, del que se han hecho tan pocas películas, al menos tan certera como esta. No cuento el final ni nada de la trama para no quitarle emoción, os la recomiendo enfervorizadamente. Es sí no sé cómo Wolfgang Petersen el director de esta película ha sido el mismo autor de otras medianías cinematográficas como la tormenta perfecta, Air Force One o Poseidon.

Para conocer la ficha de la película podéis visitar el enlace en el idbm. También os pongo unos enlaces de la wikipedia que cuentan un montón de cosas sobre los submarinos alemanes y la segunda guerra mundial:

Categorías: cine | Etiquetas: , , | Sin Comentarios

Criptonomicón de Neal Stephenson

Septiembre 9th, 2006

Hace algunos días que he finalizado el Criptonomicón, una gran saga en tres volúmenes de Neal Stephenson que cuenta tres historias entrelazadas entre sí, dos de ellas ambientadas en la II Guerra Mundial y otra en la actualidad. En ella se tratan aspectos muy interesantes del desciframiento de códigos y de los sistemas de inteligencia en la Gran Guerra, se habla de Colossus, super-ordenador que rompía los códigos de Enigma y aparece personajes como Turing o el mismísimo General McAarthur. El libro es intenso y apasionante con un humor brillante, agudo y en casos muy negro, aunque el final es un auténtico fiasco, le sobran las últimas 100 páginas, aún así merece la pena leerlo, porque la literatura de Stephenson es brillante y amena, incluso cuando se toma casi 4 páginas en describir cómo se deshacen los cereales en la boca de Randy.

Gracias a este libro se puede aprender cómo trabajaban los criptoanalistas de la II Guerra Mundial de un bando y otro, así como por ejemplo la función que desempeñó Blechly Park en la rotura del código Enigma alemán y otros.

Un tema que me ha parecido apasionante es el tema de los submarinos alemanes, cómo funcionaban y como se comunicaban de forma segura y la lucha de los aliados por detectarlos y destruirlos (por ejemplo usando triangulación defrecuencias) en una carrera que acabaría con la destrucción casi total de la flota de submarinos alemanes.

Hay partes desternillantes, hacía tiempo que no me reía tanto con un libro, no quiero destriparlo, pero por ejemplo Waterhouse uno de los protagonistas, genio matemático ficticio que trabaja descifrando códigos, hace un estudio del impacto que tiene la eyaculación (propia se entiende) en su trabajo cómo y cada cuánto se produce. En el libro hay incluso gráficas y fórmulas que aclaran que cuando está demasiado tiempo sin eyacular su rendimiento en el trabajo es cero.

También cabe destacar las referencias a Linux (en la obra llamado Finux, no sé muy bien por qué) y el amor que experimenta Randy por la línea de comandos, Unix y Emacs, eso sí que me ha llegado :-D .

En definitiva, aún obviando el final, es un libro que se disfruta en las otras casi 1000 páginas y que recomiendo enfervorizadamente, mi gente ha tenido que aguantar mis peroratas sobre este libro, porque me ha entusiasmado!

La verdad que este libro es una excusa perfecta para perder horas y horas en la wikipedia, así que pongo algunos elaces que tienen relación con el libro y sus circunstancias históricas:

Categorías: libros | Etiquetas: , , | 1 comentario

Bombardeo de Tokyo

Octubre 31st, 2003

Releyendo algunos pasajes del último libro de Chomsky, lucha de clases, me quedé con las ganas de escribir algo que me llamó la atención, como siempre los puntos de vista que aporta Chomsky son muy interesantes. En este caso canocí gracias a el un hecho que normalmente no es conocido y es el bombardeo e incendiado de Tokyo el 10 de marzo de 1945.

Sabemos que la historia la escriben los vencedores, pero algunos hechos como este sólo pueden ser calificados como asesinatos, resulta que según Chomsky y las referencias que doy al final de la historia, el general Hap Arnold pretendía llevar a cabo un ataque con mil aviones (una cantidad espectacular y nunca usada) sobre una población japonesa, atacando directamente a los civiles, se elegió Tokyo y la ciudad fué arrasada con napalm, muchos de los barrios estaban hechos de madera y la ciudad ardió por los cuatro costados, los aviones regaron con gasolina gaseosa para asegurar la destrucción total. Se calcula que murieron entre 80.000 y 200.000 personas, la ciudad quedó en tal estado que se descartó de los candidatos para lanzar la bomba nuclear.

Por no hablar del lanzamiento de las bombas nucleares y sobre todo de la justificación del lanzamiento de la sengunda bomba sobre Nagashaki, con Japón completamente rendida, aquí se pueden consultar algunos datos al respecto: enlace

Además Chomsky aporta muchos datos valiosos para justificar el ataque de USA sobre Japón con los bombardeos masivos contra la población civil y el lanzamiento de las bombas nucleares, según Chomsky, los Estados Unidos estuvieron hasta el último momento negociando con Japón, antes del ataque a Pearl Hearbour y sólo este hecho decidió a Estados Unidos a entrar en la guerra. Sin embargo todas las atrocidades que los japoneses estaban cometiendo en China y otros países de Asia que ocuparon, no pareció importar a Estados Unidos.

En cualquier caso parece increíble que un hecho de la importancia del bombardeo de Tokyo, por número de muertos, por métodos, por querer matar y destruir civiles, quede tan oculta y sea muy difícil conocer estos hechos, aporto ahora una serie de links que profundizan sobre el tema y en cualquier caso recomiendo la lectura del libro de Chomsky, “lucha de clases”, sección memoria e historia (pags 66-67).

Firebombs over Tokyo
Reflexiones de Chomsky
Mas reflexiones de Chomsky

Categorías: historia | Etiquetas: , , , | Sin Comentarios